Union Europea

Donativo 1€

05 marzo, 2016

El Viejo Telar..

La fabrica de telas. Pepe Domenech. En un principio la empresa empleo a la mayoría de mujeres de la zona. La empresa comenzó su funcionamiento con una noria mecánica, empujada con agua del sargal, hasta introducirse e implantarse la luz.
En la segunda mitad del siglo xx. no se afronto una renovación mecánica más industrializada, eso dejaba  la fabrica obsoleta,
Mientras las telas y los mercados bajaban el precio , los tintes y el agua subían el precio generando menos ganancia..
 La maquinaria y la tecnología  reducían salarios y costes de producción. La empresa mantenía en nomina muchísimas trabajadoras. El empresario siempre quiso mantener el mismo aspecto clásico y tradicional, el no invertir a tiempo en maquinarias textiles más modernas. Le genero el tener que depender de muchísima mano de obra, de tiempo y de costes,  y de mano de obra. 
Mientras el mercado de las telas  se abarataba, llego un momento que su fabrica no podía competir con los precios bajos.
El empuje de la competencia, e importación, abarataba mucho el mercado textil. Ese fue el motivo, en su cierre en 1965 acumulando muchos impagos, mientras los precios de mercados internacionales, como Asia, Colombia y Perú asolaban las numerosas empresas del textil nacional y la empresa de Pepe Domenech no fue menos.  Parece que  quebró con un cúmulo tan grande de stock  que el ayuntamiento le cedió temporalemnte su palacio como almacén y tienda.
Actualmente el edificio cuenta con un vacío acogedor, Donde encontramos vigas macizas de madera. y con un estilo ingles que introduce columnas de hierro modernista macizas, al estilo Alemán  Hartungsche Säulen,   En la entrada es visible ladrillo visto. Pero la mayor obra de ingeniería es su cubierta de madera, que tiene un trabajo de carpintería, basta rural mediterránea. En una excelente estructura de madera en lamentable estado de conservación.
El problema que la estructura se cae, por lo que recomiendo no ser tan irresponsable como yo, de acceder a la segunda planta, ni a la estructura superior de madera. Si no se porta Equipo de protección, ya que la termita a devorado toda la madera, y hay algun que otro roto.
Agradecimientos Antonio Querol y nuevamente David Piqueras.  
Se hizo la luz

Pieza desconocida. No subir suelo mal estado

Escalera de madera no acceder peligro de caida

Secadora de tintado.


Segunda Planta no acceder riesgo de desprendimiento.

Ventana  de madera Peligro el techo puede cerder en cualquier momento. se escuchan las termitas.

Pilares metalicos primera planta
Impresionante estructua de madera apolillada,

Memoria historica periodico 1993

La cerradura del recuerdo
Segundo Piso acceso por una madera que puede caer, no acceder. 

1 Guia express de urbex.

Nada más llegar al lugar vamos a cerciorarnos de que no hay nadie observándonos. Evaluaremos y peritaremos el entorno exterior tejados...