Union Europea

Donativo 1€

15 febrero, 2016

El Chapuzón.

Era tan real que sintió la humedad en la profundidad del abismo. hipotermia y agua fría,  sintio la piel de gallina, una dentadura temblorosa de  frío y miedo.
Contemplo el azul profundo e intenso. Sin casi nada de luz. faltandole  el aire que respiraba, toco el fondo.  Buceo casi sin saber una dirección donde ir,  profundidad marina, en un abismo infinito. 
Mientras comienzo su agonía y sufrimiento, se nublan sus ojos, ante  la belleza del coral, y de los peces de colores.
 Junto una efervescencia de burbujas comenzó a subir a la superficie,  es un ahogo muy lento, el agua entra por la nariz en ese ultimo intento por respirar, la inconsciencia es su guía hacia la superficie.

El azul se hace negro, un cuerpo flota en la superficie, por desgracia, en este cuento no hay unos labios para despertarle, dando el aire que necesitaba.  Apnea de inconsciente y a contra corriente del oleaje.
En la superficie flota un barco donde nadie le tiende la mano, todos se ríen y graban la muerte todos atentos  al móvil. Es el centro de atención,  pues la muerte puede dar mucho dinero por las redes sociales. 

Ya despertando, sale vaho por la boca. Mojado, pregunta ¿ donde estoy?
Una voz dice que abandono el mundo insípido e inerte, ese mundo tan irreal como un chapuzón  en una piscina sin agua. 






1 Guia express de urbex.

Nada más llegar al lugar vamos a cerciorarnos de que no hay nadie observándonos. Evaluaremos y peritaremos el entorno exterior tejados...